El gimnasio es como la Iglesia: todos piensan que por ir una hora van a borrar todo lo que hicieron durante la semana


Comentarios