El verdadero propósito de Scooby-Doo era mostrar al mundo que los verdaderos monstruos son los humanos

Comentarios