Si algún día la tristeza te hace una invitación, dile que ya tienes un compromiso con la alegría

Comentarios