La mujer es como una buena taza de café: la primera vez que se toma, no deja dormir

Comentarios