Dios no te hubiera dado la capacidad de soñar sin darte también la posibilidad de convertir tus sueños en realidad

Comentarios