Los sabios, CALLAN. Los inteligentes, HABLAN. Los brutos, GRITAN

Comentarios