Trabajar nunca ha matado a nadie, pero ¿para qué me voy a arriesgar a ser el primero?

Comentarios