Discutir con alguien que ha renunciado a la razón es como intentar darle medicina a un muerto

Comentarios