Aunque tengas todo el dinero del mundo, hay algo que nunca podrás comprar: Un dinosaurio

Comentarios